martes

De vainilla (delirios de un labial)

-"Recorrer tu labios... es un regalo cada vez que me lo permites, tu boca es todo lo que conozco, todo lo que se, cuando tus bordes se separan para decir algo, para besar, entonces me besas… me impregno en cada surco, me derramo en cada grieta de esos hermosos labios, humecto lo que eres, derrito lo que dices, amo lo que respiras"- y exhaló al mismo tiempo que ella lo hacía.

1 comentario:

Dano dijo...

Un pequeño, GRAN universo......
Mas que suficiente!! ¿no?.....

Lo simple llevado a su máxima expresión, a su máximo deleite.
Aprender a valorar y disfrutar cada movimiento, cada gesto....Vivir a traves de ellos y permitir que calen hondo...

(El no necesita nada más de lo que tiene, nosotros probablemente tampoco)