sábado

Historia de una ida.

Un viajero errante, anacoreta, se detuvo una vez en un pueblo, necesitaba agua y alimento para poder continuar. Al primer día no logró encontrar trabajo para comprar sus víveres, por lo que tuvo que pasar la noche en casa de un desconocido, quien admiraba la vida de los viajeros eternos; tiernamente le abrió las puertas de su casa. Al día siguiente, buscando trabajo en la feria, conoció una mujer… con el tiempo se enamoraron profundamente. Se casaron.

Años después en el mismo pueblo, un buen amigo, quien le había brindado asilo su primera noche ahí, le preguntó: “¿No extrañas tus viajes, tus aventuras, esos lugares desconocidos a los que ibas, o lo inesperado que pudiera suceder?”. Esbozando una sonrisa, el hombre contestó: “Una vez que llegué a la cima de esa montaña, al fin encontré lo que buscaba y pude seguir subiendo".

7 comentarios:

Dano dijo...

...me encanta....es una gran creación.
Absolutamente ad hoc, para la situación en que se creo.....

Pero desgraciadamente creo, que no son tantos como deberían, los que están abiertos a descubrir situaciones así en su vida......y creo que muchos, de ciegos o flojos, dejan pasar esas opciones o aun peor, no se dan cuenta siquiera que las tuvieron.....
...Un recuerdo a la necesidad de abrir los sentidos día a día a lo que pueda suceder en nuestro alrededor, porq la mas mínima cosa puede cambiar nuestro día...y nuestra vida...

...Asi como finalmente logró cambiar el día de hoy para mí...Gracias niño, claramente fuiste esencial en eso...

Besos

PD: Sí, es invierno, pero no hace tanto frio ¿cierto?...:P

Anónimo dijo...

Una vez un amigo muy querido, con el que comparto esa fascinación por la práctica del CARPE DIEM me dijo:

"...todos y cada uno de los días tiene un MOMENTO MÁGICO que regalarnos. Pero hay que estar atentos, ese momento hay que descubrirlo; pues se esconde juguetonamente a ver si pasa desapercibido..."

Todos y cada uno de los días es una nueva oportunidad para descubir y disfrutar ese momento, respirar hondo y decir: "Si, este es!" y sentir que todo lo bello de la vida está allí.
El día que perdamos la capacidad para encontrar esos momentos, estaremos espiritualmente dormidos.

Yo respiro hondo cada día, y si pasa uno en que no lo hago, es una señal de que me estoy durmiendo... entonces agudizo aún más mis sentidos. Pues hay que estar dormido para no hechar de menos esos momentos y perderse en la infinita rueda de esta vida.

Respira hondo!
Cada día :)

Viddeara dijo...

Hay veces en que nuestra propia vida viaja por en frente de nosotros y la dejamos pasar así, como si nada.
Otras veces, la tomamos y filosóficamente encontramos respuestas a lo que alguna vez se nos pasó por la cabeza en forma de pregunta.
Otros no esperan nada,sólo viven y ahí están: llenos de sonrisa.
Saludos!

pd: no tenía idea de este otro blog. Ya está arriba del AltoSubte.

Anónimo dijo...

"La manera en que una persona toma las riendas de su destino es más
determinante que el mismo destino."


Karl Wilhelm Von Humboldt

Anónimo dijo...

You have an outstanding good and well structured site. I enjoyed browsing through it » »

Anónimo dijo...

Cool blog, interesting information... Keep it UP »

Anónimo dijo...

best regards, nice info Camaras digitales minidv canon Interpreting credit report air cleaner http://www.online-roulette-18.info jenna jameson http://www.camouflage-pants-6.info Derma e natural skin care products bluetooth wireless bluetooth headphones