lunes

Cuando un vagabundo muere

Dicen que cuando un vagabundo muere, se convierte en polvo, que solo deja sus prendas sucias en el piso, tiradas por ahí, que sus restos los levanta el viento para mezclarlos con la ciudad. Un poco de mendigo hay en el pavimento, otro poco en los edificios, algo en el aire que respiras, y seguramente también cae un pedazo en algún perro símil por ahí.

Cu
ando inhalas y sientes el aire rancio, es él, y por una milésima de segundo, sientes esa apatía por el mundo, que era suya.

D
icen que cuando un vagabundo muere, nadie los ve morir, la transmutación a polvo es rápida, y solo otro vagabundo puede apreciarla, sin embargo si lo logra, quiere decir que él será el próximo.


_______________
Foto de mi autoría, Autopista Central.

3 comentarios:

R.A.Contreras dijo...

Esto es tuyo???
me ha impresionado mucho.

De alguna manera se parece mucho a cierta historia corta que dibuje hace tiempo, me dan ganas de redibujarla, pero con este texto. por eso, es tuyo?

www.thescrewhead.blogspot.com

.....aldo.. dijo...

Me alegra mucho que te haya gustado!!

Sí, el cuento y la fotografía son de mi completa autoría, por lo que me halaga tremendamente que mi texto te despierte inquietudes creativas, creo que es a lo mejor que puedo acceder como escritor aficionado.

Voy revisar tu blog. Un abrazo.

Edu@rdo dijo...

Notable la capacidad de decir con poco mucho...Creo que hay una brisa de Radrigán golpeando las imágenes de tu prosa. La fotografía es el mejor final para una imagen de abandono tan potente.

Vamos! Esto dará que hablar.
Felicitaciones amigo.