jueves

Carta encontrada abierta sobre una tumba

Hoy me dieron ganas de escribir, y aunque no tengo claro cual es la finalidad de estas letras, dejaré que fluyan como tu lo hiciste. A lo mejor simplemente quiero decirte que te he echado de menos, pero no me refiero a esos momentos únicos, a ese beso o a ese abrazo, sino a lo común que había contigo, lo nimio y sin importancia que, probablemente, tu nunca vayas a extrañar. Saludarte, ver que estás ahí, que suene la alarma del teléfono para avisarme que me quieres hacer parte de ti, que algo te causó gracia, o que te acordaste de mí. Hablarte cosas “importantes” y ver tu mirada atenta y profunda, para luego escuchar tu comentario sarcástico que me invitaba a tomarme las cosas más a la ligera. Echo de menos soñar contigo, donde te besaba lenta y suavemente, donde era capaz de recorrerte con mi boca. Pensándolo bien, también extraño las cosas especiales, también extraño ese beso y ese abrazo… me gustaría que estuvieses aquí, a mi lado, leyéndome mientras escribo esto, observando mi rostro solitario formar tu nombre en cada gesto. Pero decidiste que no fuera así, y estas letras te lo agradecen, ya que por eso existen. Te he echado de menos y no debería, porque ahora lo correcto sería partir corriendo hacia ti, verte, abrazarte en este instante fuertemente, permitir que nuestros dedos se entrelacen, ver como subes tu rostro y cierras los ojos, permitiéndome derramar en tus labios todos los besos que se rebalsan de mi boca.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Tu lectora secreta ahora da la cara para postiar en tu nuevo cuento, no conocía esta faceta tuya, sabía tu lado rockero y de personalidad extrovertida, particular y divertida... :P no hablaré del hecho..
Pero éste es el lado más sensible y hermoso que puedes tener y es poco usual en un hombre.. me encanta que escribas y que seas así.
Besos aldito.

Edu@rdo dijo...

Bueno, me parece de una sencillez increíblemente hermosa...Lograste plasmar kilos de te necesito y tu recuerdo es la puerta del cielo cuando de par en par se abre. Me encantó.Porque es simple, directo y esencialmete conmovedor...
Dale amigo..

Loreto dijo...

Me encantó!!!!
Que envidia la facilidad de expresar en palabras lo que sientes y lograr emocionar al resto.... snifff

Un beso

Marcel Dantés dijo...

Guardafaro: Las desbordante pasión que tienen tus palabras, tienen una destinataria. Es eso lo que mas me conmueve. En verdad se necesita coraje para sentir, y más para dejar que otros sepan como sientes. Además se necesita talento para poder encontrar y tocar las palabras precisas. Rescatas lo que parece no tener importancia, cosas nimias, las extrañas al igual que a las especiales. Que verdad dices Farolero. No es sólo un cuento lo que leo, es una profunda y tierna declaración. Insisto que es muy emocionante el hecho de saber que todas esas palabras las evoca una persona. Sentir...es la máxima expresión de vida. Me alegra saber que hay gente que se atreva a sentir tanto y que sea capaz de encontrar las palabras. Ojala las sigas alumbrando. Felicitaciones.

Marcel Dantés

Macel Dantés dijo...

Se me olvidaba...excelente titulo, si es que sugiere lo que creo que sugiere. De todas las formas, muy buen titulo.